La cultura se consume en el móvil

Cultura móvil

Dicen que cada vez se consume menos cultura. Desde luego, los recortes del gobierno no ayudan a cambiar la tendencia. Sin embargo, yo sigo viendo colas en algunos cines, salas de teatro llenas, librerías repletas de clientes… y cada vez que sales una oferta o un bono-cultura, la gente corre a conseguirlo. Personalmente, es el segundo año que llego tarde a comprar el bono-kultura del Gobierno Vasco. En pocas horas, está agotado.

Está claro, entonces, que ganas de consumir cultura no faltan y la oferta es amplia. ¿El problema es acaso el precio,  los formatos…?

La cultura es un producto muy especial, no es un negocio que pueda siempre tratarse como una mera mercancia porque siempre esconde algo más.  Esconde una intencionalidad, un gusto por descubrir mundos nuevos y, en general, los consumidores de cultura son clientes fieles. Vuelven a comprar otro libro, a ver otra película, a escuchar otro concierto… y vuelven muchas veces.

Es por ello, que quien consume cultura busca estar informado, contar con noticias que le mantengan al día sobre estrenos, lanzamientos, horarios… y hoy en día, la tecnología nos facilita este trabajo.

Si contamos con un negocio vinculado a la cultura, no tenemos excusas para estar cerca de nuestros usuarios y fidelizarlos al máximo. Estaremos ofreciendo un servicio adicional, pero no olvidemos que es un servicio que ya nos están pidiendo a gritos.

¿Qué herramientas 2.0 pueden ser beneficiosas para el mercado de la cultura?

Redes sociales: Probablemente sea la herramienta más conocida y con razón. Estamos hablando de empresas que se cuelan en nuestros momentos de ocio, que nos gusta compartir con nuestros amigos y que nos ayudan a planear nuestro tiempo libre. Estando dónde nuestros usuarios hablan de sus planes, conseguiremos entrar en ellos directamente. Facebook, Twitter, Tuenti… haciendo la elección acertada de redes llegaremos a un público objetivo dispuesto a escucharnos.

Geolocalización: Con el tiempo y el uso nos hemos dado cuenta de que a la gente le gusta contar dónde está, así que, ¿cómo no vamos a decir a nuestros amigos que estamos en el teatro de la ciudad escuchando al cantante de moda o cómo no les vamos a contar que con esta lluvia nos hemos quedado en casa leyendo un libro de aventuras que descubrimos en la librería del barrio?

Móvil: Hasta hace poco, lo novedoso era que no podíamos salir de casa sin el móvil. Hoy, dentro de casa tampoco nos separamos del móvil o de nuestra tableta. En los hogares, la televisión está pasando a un segundo plano y los dispositivos móviles están cobrando una importancia creciente. No podemos permitir que nuestra web no sea útil en esos dispositivos justo en el momento en qué están decidiendo el plan para la tarde. Correrán a los cines de al lado, que sí permitían comprar entradas online y que habían trabajado la usabilidad de su web en tablets.

Aplicaciones móviles: ¿Y si además podemos viajar las 24 horas del día en la mano de nuestros usuarios? Las aplicaciones nos permiten crear una fuerte imagen de marca y mejorar la fidelización. ¿Qué hacemos este fin de semana? Véamos que hay en el Teatro, que me he bajado la app. Podría ser perfectamente una conversación entre amigos. No tienen por qué buscar más opciones. Tu teatro les ofrece una buena programación y la tienen al alcance de la mano.

Publicidad online: Las oportunidades de publicitarse en la red son infinitas. ¿Por qué no buscar una web que hable de cultura y poner ahí mi oferta? Banners, publicidad en texto, publicidad en redes sociales, post patrocinados… Un estudio del mercado, de la competencia y de la rentabilidad nos dirán cuál es la mejor opción para nuestro negocio.

La cultura está en Internet desde sus comienzos y es ahí donde la gente busca y compra. Los tablones, las carteleras, los programas… son difíciles de tener a mano cuando más se les necesita. El móvil siempre está con nosotros y la conexión a Internet en la próxima esquina. Lo están pidiendo.

Si no sabes por dónde empezar, busca un buen profesional que te ayude.

Compártelo!!

2 comentarios en “La cultura se consume en el móvil


  1. 2-28-2013 a las 9:43

    completamente de acuerdo y muy bien explicado.
    Tengo una agenda cultural online es Santander que se financia con publicidad. Digo financia por no usar el condicional que me da rabia.

    Mi pregunta es ¿cómo se llega a esas empresas que también lo saben y confían en esta publicidad online cultural?

    En Santander existe la opinion de que la publicidad es un tipo de impuesto revolucionario. Te dicen cosas tipo “ay hija, si ya han pasado los bomberos para su calendario”.


  2. 2-28-2013 a las 9:53

    Hola Elena:

    Muchas gracias por tu comentario y enhorabuena por tu agenda cultural. No sé si he entendido muy bien tu pregunta, pero intentaré contestarte. Tu web se financia con publicidad como muchos otros medios de comunicación. Puede ser más o menos molesta y en función de tus usuarios y contenidos tendrás que decidir en qué parte de la web debes colocarlos, qué tipo de formatos… La búsqueda de empresas que quieran anunciarse en tu web deberá hacerse utilizando tanto medios offline como online, con acciones comerciales tradicionales, emailings… y siempre mostrando las estadísticas de visitas, visitantes únicos, tiempo en la página, etc para mostrar el atractivo y beneficios de insertar su publicidad en tu web.

    Espero haberte ayudado.
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *